Un Nuevo lugar donde Explorar

La Ecología tiene forma de muelle

El proyecto se llama “Arca Verde” y ha sido diseñado por un arquitecto ruso. Construido con madera, acero y plástico aprovecha las energías renovables. Podría utilizarse como refugio de emergencia, hotel o edificio de viviendas ¿Puede una cúpula flotante albergar a más de 10.000 personas como un modelo de futura vivienda? Así lo cree el arquitecto ruso, Alexander Remizov. Su prototipo llamado “El Arca” se parece a un muelle.
Remizov considera que su arca construida de madera, acero y plástico reforzado podría adaptarse a todo tipo de ambientes y usos.
La oficina rusa Remistudio ha diseñado este edificio, como respuesta a la preocupación por el cambio climático y el creciente nivel de los océanos. Su estructura le permite flotar autónomamente sobre la superficie del agua. El Arca también fue diseñada para ser un espacio bioclimático con sistemas de respiración artificial independientes.
Después de terminar un postgrado orientado a las construcciones no contaminantes, Remizov decidió continuar con el tema en su estudio de arquitectura y diseñar un moderno edificio que estuviera en armonía con el medio ambiente. El objetivo, promover el ahorro de energía.
El proyecto fue diseñado en conjunto con la International Union of Architects en su programa “Architecture for Disaster Relief” (Arquitectura para el alivio de desastres) y puede ser construido para regiones con climas distintos y sísmicamente peligrosas porque su subterráneo es una estructura de cáscara, sin ángulos.
Un generador de aire sopla en el centro del edificio y lo provee de energía eléctrica. La superficie exterior del inmueble está cubierta de paneles solares. “Si el Arca estuviera construida sobre el agua”, como sugiere Remizov, “también podría aprovecharse la energía termal del agua“.
“La forma de cúpula incrementa las turbulencias provocadas por el viento y refuerza el trabajo de los generadores de aire”, explica el arquitecto.
“Además, dentro del edificio, la cúpula promueve la acumulación de aire caliente en la parte superior. Este calor podría transformarse en otro tipo de energía, apunta Remizov”.
En su interior, el Arca incorpora gran cantidad de vegetación que es cultivada a través de la luz captada a través de su cubierta, como un invernadero.
Los balcones escalonados sirven como áreas sociales y recreacionales, y su disposición abierta permite que el edificio sea adaptado a diferentes funciones según el uso que sea necesario, pudiendo instalarse en la tierra sin ningún problema.
El ideólogo de este proyecto defiende que la forma en la que está construída el Arca abarata su coste. Alexander Remizov  considera además que podría utilizarse para albergar viviendas construidas en diferentes escalas, en las que podrían habitar entre 50 y 10.000 personas.

(Información obtenida de la Revista Paisajismo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s